Para iniciados

Para iniciados

¡Hola, te saluda el equipo de Huerti! Cultivar nunca había sido tan fácil y entretenido.

Si estás leyendo este post es porque tienes un Huerti o bien piensas tener uno. ¡Te explicamos! Huerti es un producto semi-automático de cultivo hidropónico, lo cual significa que la tierra no es necesaria para hacer crecer tus plantas. La hidroponía tiene muchos beneficios por sobre el cultivo en tierra, algunos de ellos son:

  • En hidroponía las plantas crecen de un 30 a 50% más rápido que en tierra.
  • Se ahorra mucha agua ya que el riego diario no es necesario pues viven en un medio acuoso.
  • Ocupan mucho menos espacio. En tierra las plantas necesitan expandir sus raíces para buscar los nutrientes, para esto necesitan espacio. En hidroponía todos los nutrientes están en el agua por lo tanto no deben expandir sus raíces tanto y puedes plantar tus semillas muy cerca unas de otras.
  • No se tienen la mayoría de los problemas de plantar en tierra, como pestes que ataquen a tus plantas, malezas, etc.

¿Porque le llamamos semi automático? Porque no requiere de supervisión diaria para nada, el único requisito es llenar de agua, nutriente y hacerle un mínimo mantenimiento.

Para comenzar a usar tu Huerti, una vez que ya lo tienes armado, lo primero es colocar los cestos de plástico en los espacios correspondientes, luego las esponjas de germinación en esos mismos cubículos. En cada esponja pon las semillas de las plantas que quieres hacer crecer

Hacer funcionar tu Huerti es muy fácil, lo que tienes que tener presente son solo 3 cosas, Luz, Agua y Nutrición.

Luz:

La luz que consumen las plantas es naturalmente la que viene del sol; para simular la luz solar, tu Huerti tiene distintos nodos LCD de distintos colores para englobar todo el espectro de luz solar.

Las plantas crecen bien teniendo ciclos de luz, es decir necesitan un tiempo de luz y un tiempo a oscuras. Para eso tu Huerti tiene 3 modalidades 16 hrs, 14 hrs y 12 hrs de luz. Tu puedes activar la luz cuando tú quieras y el computador interno de tu Huerti se encargará de apagarse después que pase el tiempo que indicaste. Obviamente, queremos tener nuestro Huerti brillando durante el día, para poder verlo bien y lucirse con las visitas, pero si por alguna razón lo quieres tener encendido durante la noche, todo bien.

Para configurar bien este tema, primero enchufa tu Huerti, luego presiona el botón de encendido (Fíjate bien que en algunos modelos el botón de encendido es el mismo que el de 14 hrs). Automáticamente tu Huerti va a comenzar en el modo de 14 hrs, si quieres cambiarlo, solo aprieta el botón correspondiente al modo que quieres.

Ya, vamos con la parte un poco más enredada (pero solo un poco). En el momento que conectas tu Huerti a la electricidad, y lo enciendes, automáticamente comienza a correr un ciclo de 24 hrs. Si después quieres cambiar entre modos de luz, por ejemplo, de 12 a 14 hrs, la nueva modalidad se adhiere al ciclo inicial que marcaste al momento de enchufar tu Huerti. ¿Muy enredado? Puede ser, veámoslo con un ejemplo mejor.

“Si enchufas tu Huerti a las 8:00 y lo pones en el modo de 12 hrs, significa que a las 20:00 se va a apagar la luz. Imagínate que dan las 20:00 y quieres seguir con tu Huerti prendido así que aprietas el botón de 16 hrs y la luz se enciende; NO COMIENZA UN NUEVO CICLO. El nuevo modo de 16 hrs se ajusta al ciclo que empezó a las 8:00; en otras palabras, se va a quedar encendido hasta las 24:00 hrs, luego se apaga para volver a encenderse a las 8:00 del día siguiente”

Ahora, la pregunta del millón, ¿para qué sirven los distintos ciclos de luz? Si quieres puedes googlear eso, pero solo te vas a enredar porque vas a encontrar que distintas plantas necesitan distintos ciclos para crecer mejor. Eso es cierto, pero si lo queremos mantener simple, mejor usar la siguiente regla general.

16 hrs: Aumenta la intensidad de la luz y el tiempo, se recomienda si quieres que tus plantas crezcan rápido.

14 hrs: Lo mismo que el anterior pero menos intenso.

12 hrs: Es como la configuración de “disfrutar” usa esto cuando tus plantas ya están grandes y solo quieres contemplarlas.

Finalmente, no te preocupes por consumir mucha luz, si tu Huerti está encendido todos los días por 16 horas, la cuenta de la luz aumenta menos de 2000 pesos.

Agua:

¡Muy fácil! Solo llena el recipiente de tu Huerti con agua, sin pasar el nivel que dice “MAX” en el espacio para poner agua. Lo bueno de la hidroponía es que se ahorra mucha agua porque no tienes que estar regando. Lo que sí, el agua se evapora y es consumida por las plantas, así que cada cierto tiempo revisa tu nivel de agua y asegura de rellenar tu Huerti.

Generalmente el agua hay que rellenarla menos de 1 litro por semana, aunque esto varía dependiendo de que tanta agua consuman las plantas que tienes (Los tomates cherry por ejemplo, chupan más que orilla de playa). ¿Te vas de vacaciones por 12 días y no tienes quien te rellene tu Huerti? Olvídate, ándate tranquilo, el agua va a bajar, pero las plantas no se van a morir por eso, en otras palabras, no pasa nada. De hecho, cuando el nivel de agua llega a niveles críticos, tu Huerti va a sonar con un ¡Beep! bien desagradable que te va a obligar a rellenar el estanque.

Otra cosa, tu Huerti viene con una bomba que se encarga de oxigenar el agua y mantenerla en movimiento para que no se estanque. Esta bomba se enciende cada 30min y se mantiene funcionando por 5 min, más que suficiente.

Un último punto, el agua que usamos, dependiendo de la localidad, trae muchos minerales disueltos y en algunos casos es muy dura. Estos minerales no necesariamente le sirven a las plantas y solo complican su crecimiento. Lo ideal (en especial si el agua es muy, muy dura) es usar agua purificada o agua destilada, pero si le echas agua de la llave NO TE PREOCUPES, tus plantas van a crecer igual. Es solo si alguien se quiere poner muy riguroso y tener el mejor crecimiento que recomendamos el agua destilada.

Nutrición:

Como la hidroponía no usa tierra, las plantas tienen que sacar los minerales que necesitan para crecer bien de otra fuente; allí es cuando entran los nutrientes que vienen con tu Huerti (O como le llamamos nosotros, “comida de plantas”). Esto es más fácil que el agua, solo asegúrate de agregarle nutrientes junto con el agua, la medida es de 2-3 gramos de nutriente por litro (Media cucharadita aproximadamente).

Obviamente, en caso que vayas a rellenar tu Huerti debido a la natural pérdida de agua, debes agregarle el nutriente proporcional al agua que vayas a sumar.

¡Un detalle importante! Al principio, cuando recién se ponen las semillas, no es necesario agregar nutriente; la misma semilla trae en su ADN el nutriente necesario para la germinación. Una vez que la planta haya crecido con las primeras hojas, el nutriente se vuelve esencial. Ahora, si quieres agregarle nutriente al principio para irte a la segura, AGREGASELO, no pasa nada y tus plantas van a crecer igual.

Finalmente, es importante que cada cierto tiempo laves tu Huerti. Piensa que es un estanque de agua que se mezcla con plantas y nutrientes con una intensa luz encima, es muy común que crescan microorganismos o incluso algunas algas, el agua de la llave también va a precipitar algo de sarro en el fondo de tu Huerti. Por eso es recomendable que entre 1 a 2 meses, o cada vez que quieras plantar algo nuevo, asegúrate de limpiar tu Huerti por dentro. En ese proceso, es importante limpiar también la bomba de aire y la espuma que tiene para evitar que se tape.

Eso es todo, con estas recomendaciónes te aseguramos que vas a crecer plantas sin ningún problema. Que disfrutes tu Huerti y cualquier problema mas específico te recomendamos leer los otros post de nuestro blog.

Equipo de Huerti

Artículos Destacados

Blog Widget

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Maecenas blandit interdum auctor.